Tu carrito
Icono Close Alternative
¡Hechos en México con mucho amor y magia! ¡Queremos que tengas tu pijamita lo antes posible, por eso tenemos ENVÍOS EXPRESS GRATIS durante esta cuarentena en compras mayores a 1000 pesos, para que las noches de tu peque sean más divertidas! ¡Hechos en México con mucho amor y magia! ¡Queremos que tengas tu pijamita lo antes posible, por eso tenemos ENVÍOS EXPRESS GRATIS durante esta cuarentena en compras mayores a 1000 pesos, para que las noches de tu peque sean más divertidas!

Niños y tradiciones: una herencia en vida.

Icono Arrow Thin Right
Niños y tradiciones: una herencia en vida.

 

¿Cuál es la importancia de inculcar tradiciones en nuestros niños?

Las tradiciones son conocimientos que se han legado de persona a persona, generación a generación y han prevalecido por el tiempo, en algunas ocasiones sin deformarse y otras transformándose para seguir su curso, por lo que se puede decir que de cierta forma son entes vivos, pues compartimos con ellas nuestro espacio y tiempo.

 

La importancia de las tradiciones radica en la transmisión de valores, anécdotas o leyendas y los objetivos generacionales que compartimos con los demás. Todo esto convierte a las tradiciones en creadoras de identidad colectiva, mientras moldean la identidad individual.

 

Entonces, inculcar las tradiciones en nuestros peques es compartirles la historia de nuestro país, de nuestros antepasados más lejanos y las memorias de nuestros antepasados más cercanos, es hacerlos parte de algo que es más grande que uno mismo, una actividad que trasciende a la persona. De cierta forma, al participar en una tradición, estás dejando una parte de ti para mantenerla con vida.

 

Hoy es un buen día para hablar sobre las tradiciones ya que próximamente se celebrará el día de muertos, pero muchos no saben que ésta es una celebración que dura una semana completa. Comienza el día 28 de octubre, prendiendo una veladora y colocando una flor blanca en honor a las almas solitarias. El día siguiente se prende otra veladora y se pone un vaso de agua por las almas desamparadas y olvidadas. El 30 de octubre se coloca una veladora y otro vaso de agua junto con un pan blanco para honrar a aquellos que murieron en un accidente y el 31 se coloca una veladora, pan blanco y fruta para alimentar a los muertos de los muertos, es decir a los ancestros que nos visitan.

 

Este es el preparativo para recibir el día primero de noviembre a las almas de los niños que partieron antes de tiempo y el día 2 se recibe a los adultos que ya no están.

 

De esta forma, el altar de muertos es una ofrenda que se construye a lo largo de los días, que va recibiendo poco a poco a sus comensales y honra la memoria de cada visitante.

Lo importante de esta tradición es recordarnos que debemos ser humildes, porque todos estamos de visita en este mundo. Actuar con buenas intenciones y a favor de aquellos que nos rodean, nos convertirá en personas dignas de ser recordadas, que recibiremos una invitación por parte de nuestros familiares y amigos para entrar a su casa una vez que hayamos partido.

 

Quizá hablar sobre la muerte en algunos hogares sea complicado, pero es un tema que no debe convertirse en tabú a pesar de dificultades particulares, sino que se debe abordar lo más natural posible, pues nuestra condición mortal no la podremos eliminar nunca.

 

Explicar a los más pequeños de la casa sobre la muerte puede empezar con una conversación trivial, como los insectos y lo que pasa con ellos, para así más adelante hablar sobre las mascotas y cuando sea momento de hablar sobre algún familiar, no cueste trabajo o por lo menos, sea más llevadera la situación.

 

Las tradiciones son conocimiento vivo, que evoluciona y que nos acompañan durante toda nuestra vida, por lo que es importante entenderlas para incorporarlas a nuestros valores como sociedad y así poderles dar nueva vida.

 

¿Cómo y qué tradiciones inculcas a tus peques? Compártenos tus costumbres, queremos conocerlas.

Escribe un comentario